Los residuos plásticos afectan a casi todas las especies de aves marinas

Residuos plasticos

9 de cada 10 especies de aves marinas ingieren trozos de plástico, porque los confunden con comida o porque los tragan de forma accidental. En 2050, esta tasa superará el 99%. Esta es la conclusión de unos investigadores australianos que han recogido durante medio siglo los estudios sobre la cuestión para realizar un modelo digital, que después han confrontado con las mediciones recientes.

La contaminación de los océanos por los residuos plásticos, desde trozos gordos hasta pequeñas partículas, es un problema bien conocido. Recientemente, un vídeo de la NASA, visualizaba su acumulación en las cinco grandes regiones oceánicas. Su efecto sobre los ecosistemas, sin embargo, es más difícil de estimar. Un equipo de biólogos australianos se ha interesado por uno de los últimos eslabones de la cadena alimenticia, las aves marinas, de hecho consideradas como un buen indicador de la contaminación marina.

Estos animales ingieren directamente residuos plásticos, más o menos gruesos que confunden con comida. También pueden ingerirlos de forma accidental, en forma de trozos más pequeños, pegados a las algas, o ingeridos por otras presas. Estos objetos pueden ser peligrosos para ellos de dos formas, por riesgo de ahogo o por la ingestión de productos que pueden ser tóxicos.

El riesgo solamente se ha advertido hasta ahora en las regiones costeras, y de forma imperfecta. Los investigadores australianos han ido más lejos con el fin de medir este riesgo a escala planetaria, incluido para las aves de alta mar, y estimar el asunto en diferentes regiones. Estos biólogos han procedido de dos maneras, teniendo en cuenta los hábitos alimenticios de 186 especies, las cantidades de residuos conocidas en diferentes lugares del globo, y la evolución de las cantidades de materias plásticas producidas.

Te puede interesar

Escribe un comentario