Los residuos electrónicos contaminan Ghana

Residuos electrónicos

Tabletas, pantallas planas, Smartphones, etc. Los regalos high-tech ofrecidos en navidad van a llevar a la basura a los antiguos modelos de anteriores generaciones. Y muchos de estos residuos electrónicos terminarán en los estercoleros a cielo abierto en los países más pobres del planeta, concretamente en África.

El problema es conocido, pero no deja de crecer. Un estudio realizado por la ONU, y que acaba de ser publicado, predice que los residuos electrónicos mundiales crecerán en un tercio de aquí al año 2017, formando cada año una montaña de 65,4 millones de toneladas de residuos, es decir 200 veces más que la masa del Empire State Building. Ghana es uno de esos países más afectados.

“Después de las navidades, esos productos van a llegar aquí. De momento, dependemos del sector informal para la selección. Los cables eléctricos serán quemados, los contaminantes irán a la tierra.

Los niveles de plomo, de arsénico, de cadmio serán cada vez más importantes”, explica Sampson Atiemo, especialista de Ghana de residuos electrónicos, que trabaja en Accra, la capital del país, en el departamento de medioambiente de la Comisión de Energía Atómica.

Más información – El reto de gestionar desechos electrónicos

Te puede interesar

Escribe un comentario