Los productos biodegradables también pueden contaminar

Muchas personas preocupadas por el medio ambiente tratan de comprar productos biodegradables ya que consideran que no tendrán un impacto ambiental negativo, pero esto no siempre es así.

Un producto biodegradable debe ser capaz de degradarse en 1 año pero necesita ciertas condiciones para que esto ocurra correctamente, como que el lugar donde se lo tira tenga oxigeno para poder comenzar el proceso de degradación.

En cambio si un producto biodegradable se lo descarta en un vertedero sin oxigeno como ocurre en los rellenos sanitarios se degrada, pero produciendo metano un gas altamente contaminante y uno de los responsables del calentamiento global.

El gas metano que se produce por la degradación de residuos puede aprovecharse y generar energía pero si es liberada a la atmosfera contamina.

En la mayoría de los vertederos no se captura este metano por lo que producen gran contaminación ambiental.

Obviamente es mejor consumir y usar productos biodegradables pero con esto no alcanza hay que exigir que estos residuos sean tratados correctamente para que no contaminen igual.

La mala gestión de los residuos es muy contaminante y esta realidad ocurre en todo el mundo ya que los mismos se entierran o queman  y esto genera una importante liberación de toxinas y gases peligrosos a la atmosfera.

Los productos biodegradables deben ser depositados en lugares donde se puedan transformar en abono y no liberen metano.

Es importante que como consumidores tratemos de disminuir el uso de productos plásticos, bolsas aunque sean 100% biodegradables, pero además exigir a las autoridades que realicen un correcto manejo de los residuos para evitar la contaminación de los mismos.

Todos debemos colaborar para reducir la cantidad de residuos en el planeta y de participar en recuperar la mayor parte de ellos para que luego sean reciclados o degradados de forma adecuada.

FUENTE: BBC

Te puede interesar