Los problemas del maíz transgénico

 Maiz-OGM

Los Estados miembros, al no conseguir la mayoría para rechazar la autorización del maíz TC1507 de Pioneer, han tenido que recurrir a la Comisión para resolver el problema.

Cuando se trata de biotecnologías, Greenpeace presenta una serie de impedimentos. El pasado 12 de febrero, la organización ecologista desplegó dos amplias banderolas en el Campo de Marte, en París, mostrando en letras grandes: “OGM = agricultura tóxica”.

Esta acción espectacular se refería a la decisión inminente de la Comisión Europea para que abriera o no la puerta al maíz TC1507, un maíz comercializado por Pioneer y con dos modificaciones genéticas (tolerancia a un herbicida total y secreción de una toxina natural para combatir los lepidóptero).

Las grandes organizaciones ecologistas han sido muy eficaces en sus campañas contra las biotecnologías vegetales: incluso si los miedos sanitarios están poco fundamentados, buena parte de los Europeos están convencidos de que son nocivos.

Te puede interesar

Escribe un comentario