Los problemas de alargar la vida de los reactores nucleares

Energia nuclear

Alargar la vida de los 58 reactores nucleares franceses más allá de los 40 años, requiere “operaciones complejas, potencialmente muy costosas y cuya realización reglamentaria y técnica no está adquirida”.

Esta es la conclusión de un informe realizado por Greenpeace para el gabinete del consejo WISE-Paris, especializado en el campo de lo nuclear. La organización ecologista pide, en consecuencia, que la ley sobre transición energética, que debe ser debatida antes del verano, “fije el límite de edad de los 40 años como duración de vida máxima de los reactores franceses”.

Este informe presentado el 25 de febrero pretende ser una contribución al debate en curso sobre el futuro de la filial electronuclear francesa. El punto de partido es sabido: el del envejecimiento de un parque construido a lo largo de los años 1980-1990, y cuya duración media de funcionamiento de los reactores alcanza los 29 años.

Desde hace tiempo se pretende prolongar la actividad de estas centrales más allá de los 40 años, para los que fueron construidos, y alargarla a los 50, incluso 60 años. Esto tiene un elevado coste: 55 mil millones de euros. Una suma que incluye los trabajos impuestos por la Autoridad de seguridad nuclear (ASN) tras la catástrofe de Fukushima.

Te puede interesar


Escribe un comentario