Los perturbadores endocrinos cuestan más de 150.000 millones de euros al año a Europa

envases

Obesidad, diabetes, problemas de fertilidad, etcétera. La mayoría de estas enfermedades y problemas crónicos son atribuibles a los perturbadores endocrinos, y cuestan cada año a la Unión Europea más de 157 mil millones de euros, es decir un 1,23 por ciento del Producto Interior Bruto de la Unión.

Esta estimación es chocante y es el principal resultado de una serie de estudios realizados por una veintena de investigadores americanos y europeos.

Los perturbadores endocrinos son una categoría de moléculas presentes en muchos pesticidas y plásticos, en ciertos cosméticos o condimentos alimenticios, y susceptibles de interferir en el sistema hormonal, incluso en pequeñas dosis. A escala europea o nacional, algunos de estos perturbadores, como el bisfenol A, han sido objeto de restricciones o de prohibiciones.

Pero la mayoría de estas sustancias no están reguladas como tales, y siguen estando autorizadas. Cerca del 100 por 100 de las personas tienen niveles detectables de perturbadores endocrinos en su organismo.

Te puede interesar

Escribe un comentario