Los paneles solares permitirían la independencia energética al pueblo indígena al norte de Canadá

Daniel T'seleie

Taniel T’Seleie, un activista indígena al norte de Canadá, está propulsando una campaña para ayudar a su gente a ser independientes en lo que sería la energía y la comida, para que así puedan recuperar las tradiciones ancestrales y ganar una mayor y propia autonomía de lo que es la dependencia del gobierno.

En una región con cerca de 24 horas de luz de sol en verano, una de las formas para poder conseguir sus objetivos sería una mayor energía proveniente de la solar.

De momento hay muchas comunidades en los territorios del noroeste que dependen de la energía proveniente del diésel, aparte de lo que es un consumo alimenticio adquirido en las tiendas tradicionales“, dice T’seleie en una entrevista a cielo abierto cerca de Bechchoko, un conjunto de pequeñas casas de madera cerca de la costa del Gran Lago del Esclavo.

T’seleie ve a la energía renovables como la fuerza que podría responder a los desafíos complejos con los que cuentan en la región. El norte de Canadá es particularmente vulnerable al cambio climático, lo que consigue que sea más difícil para el pueblo indígena que continúa con sus tradiciones de caza.

Caribu

Y mientras este pueblo indígena se cree a si mismo como una nación dentro de otra, la realidad es que dependen del diésel para mantenerse vivos y calientes en invierno.

Con estas energías renovables se cree que las comunidades indígenas podían ganar más libertad del estado y revivir sus prácticas culturales ancestrales, mientras que también contribuirían a combatir el cambio climático.

El vasto territorio del norte cuenta con menos de 50.000 residentes, cerca de la mitad son indígenas de la Nación Dene, una tribu que tradicionalmente cazaba caribús.

Por lo que para poder seguir practicando sus ritos ancestrales y permitir ser independientes necesitan el acceso a la energía renovable tal como clama T’seleie. Dice: “un gran aspecto de nuestras vidas, cultura e idioma se pierde cuando no podemos estar en nuestras tierras“.

Una región como la de Alaska también busca sus propias formas de subsistir con renovables.

Te puede interesar

Escribe un comentario