Los Países Bajos van a invertir 20 mil millones de euros para luchar contra la subida de las aguas

Países Bajos

El gobierno de los Países Bajos ha decido lanzar, en 2015, un nuevo “Plan Delta”, dotado de 20 mil millones de euros de aquí a treinta años, para proteger el territorio neerlandés contra una subida eventual las aguas debida al cambio climático. Su objetivo es reforzar, de aquí a 2050, la protección de 1 500 km de ríos -el país cuenta con 1700- y asegurar que cada habitante corre un riesgo mínimo de ser expuesto a una inundación.

El primer plan Delta vio la luz en 1953, después de una tormenta violenta que causó unos 2 000 muertos, y provocó la evacuación de 100 000 personas e inundó 200 000 hectáreas. El país queda hoy marcado por este episodio y ambiciona ser un pionero mundial en la lucha contra las inundaciones: toma en consideración las hipótesis extremas de una tormenta susceptible de sobrevenir cada 4 000 años.

Unos 9 millones de Neerlandeses viven hoy en las zonas inundables del reino, donde se concentran además el 70 % de la actividad económica, los puertos y aeropuertos. Instalaciones químicas, de gas y nucleares están presentes y también serán objeto de medidas reforzadas de protección. Para los poderes públicos, se trata de evitar en lo sucesivo una catástrofe que podría amenazar una renta potencial de 2 000 mil millones de euros.

Según Wim Kuyken, comisario del Plan Delta, había que actuar de manera preventiva sin negar un peligro a corto plazo.

Las alertas llegaron en 1995, cuando el país se enfrentó a unas crecidas terribles y, en 2012, cuando un millar de personas debió de ser evacuado en Frisia, al norte, en respuesta al hundimiento de diques.

Te puede interesar

Escribe un comentario