Los niveles de polución del aire en China caen un 16%

China

Para los habitantes de China, seguramente que en estos últimos meses, han llegado a tener la impresión de que los cielos son más azules que de lo que suele ser lo usual.

Y no es que sea una mera impresión, sino que se tienen datos recogidos por un análisis lanzado el miércoles por Greenpeace East Asia, donde se menciona como el aire en China no está tan contaminado como lo estaba. De entre 189 ciudades examinadas por Greenpeace, los niveles PM2.5 en la primera mitad de 2015 bajaron en un 16% comparado al mismo periodo del año pasado. Solamente 18 ciudades han incrementado sus niveles de PM2.5.

Los expertos en salud dicen que las pequeñas partículas como PM2.5 son particularmente preocupantes para la salud humana, dada su habilitad para agarrarse profundamente en los pulmones y agravar una enfermedad cardiaca o pulmonar.

Dong Liansai, de Greenpeace East Asia, comenta: “creo que es la primera vez que he visto una masiva reducción de concentraciones PM2.5 a nivel nacional“. En la propia Beijing los residentes han visto como los niveles de PM2.5 han sido reducidos en un 15,5% con los niveles de dióxido de sulfuro caer en un 42,6%.

La capital ha estado aunando esfuerzos para limpiar sus cielos, al cerrar o relocalizar 185 firmas en la primera mitad del año, según dice el propio gobierno. También ha ayudado el cierre de tres de sus cuatro plantas de energía de carbón.

Dong mantuvo que el aire limpio no parece que sea solamente algo circunstancial, sino que los agresivos estándares del gobierno en las emisiones y la limpieza de las fábricas más sucias está teniendo sus resultados. Desde el plan de control de la polución en el aire lanzado por el gobierno en 2013, y que finiquita en el año 2017, ciertas regiones deberán reducir sus niveles PM2.5 al 25% comparado a los niveles de 2012.

Eso sí, si lo comparamos al resto del mundo sigue siendo preocupante. El nivel de PM2.5 en las 385 ciudades en China llegan al 53.8 µg/m3, más de 5 veces lo recomendado anualmente por la Organización Mundial de la Salud.

Te puede interesar

Escribe un comentario