Los lagos de montaña contaminados con plástico

 Lago

Si el océano tiende a convertirse en una sopa de plástico, es por culpa de los residuos transportado por los ríos. Las aguas dulces contienen, efectivamente, una alta concentración de plásticos que hoy en día encontramos en los lagos de montaña.

Al menos el 10% de la producción total de los plásticos acaba en los océanos. Los lagos y y ríos también se ven afectados. Hace algunos meses, un estudio informaba que el lago Leman, situado entre Francia y Suiza, estaba tan contaminado como el Mediterráneo. En la revista Currente Biology se publica un nuevo estudio que indica que todos los lagos alpinos están amenazados por la contaminación de plástico. El agua de un lago de montaña parecer pura, pero puede estar contaminada con plásticos muy nocivos.

Esta constatación se ha logrado gracias a un estudio en el lago de Garde, el mayor de los Alpes Italianos. El análisis del lago se inscribía dentro de un estudio global de la contaminación de macro y micro residuos de plástico de las superficies de agua dulce alpinas. Los científicos se vieron sorprendidos por los resultados. El número de microplásticos del lago de Garde era parecido al encontrado en los sedimentos de las playas oceánicas.

El equipo de investigación pensaba que el lago de Garde era el menos contaminado. Está situado en una región subalpina, y por lo tanto debería estar más limpio que los lagos de los valles. Si los lagos alpinos contienen partículas de microplásticos, lo que se puede encontrar en los ríos o lagos de los valles puede ser terrible.

Los productos químicos asociados a los microplásticos son cancerígenos, y actúan como perturbadores endocrinos y pueden llegar a ser muy tóxicos. Por otro lado, los polímeros con capaces de absorber los contaminantes orgánicos y transportarlos lejos de su fuente. Favorecen pues la expansión geográfica de la contaminación.

 Más información – Ozono para descontaminar las aguas

Te puede interesar

Escribe un comentario