Los hombres consumen más energía que las mujeres en su vida diaria e impactan más sobre el medio ambiente

Comilona de hombres muy glotones

Según un trabajo de investigación realizado por Annika Carlsson-Kanyama y Rita Raty, los hombres consumen, en promedio, más energía que las mujeres en cuatro de los países incluidos en el estudio. Las investigadoras observaron los hábitos de consumo de 10 categorías e hicieron cálculos de las emisiones de CO2.

Estudios recientes confirman que las mujeres contaminamos menos y que nuestras actividades tienen un menor impacto sobre el medio ambiente, paralelamente se afirma que las actividades masculinas tienen más emisiones de GEI.

Según estas investigaciones los hombres utilizan más el automóvil y sale más fuera de casa para ir a restaurantes donde consume alcohol y tabaco, a su vez, consume más carne que es un insumo en cuya producción hay un alto consumo de energía.

Los resultados arrojan que el hombre gasta entre un 6 y un 39 por ciento más energía incluyendo todas sus actividades diarias.

En el estudio de Carlsson y Raty se investiga este fenómeno en cuatro países Noruega, Suecia, Alemania y Grecia, en hombres y mujeres solteros.

El estudio concluye que sí influye el género en el gasto energético. Siendo así, se encontró que en Noruega ellos gastan un 6 por ciento más que ellas, en Alemania un 8 por ciento más, en Suecia un 22 por ciento y en Grecia un 39 por ciento.

La variación se observa en cómo gastan energía ambos géneros y se observó que la diferencia está en el uso del vehículo. El hombre consume más energía derivada de combustibles fósiles debido a su sus constantes salidas sociales.

El género femenino, por su parte, usa más el coche para hacer la compra de alimentos, higiene, hogar, mobiliario y salud. En contrapocisión se encontró que el hombre consume más carne lo cual es altamente contaminante pues según la FAO el 18 por ciento de las emisiones de CO2 provienen de la ganadería, mientras que las mujeres consumen más frutas y hortalizas.

Fuente: La Vanguardia

Te puede interesar

Un comentario

  1.   Darko Slatav dijo

    Este es el resultado de dejar a las mujeres jugando a las cientificas, esta es la utilidad que le dan al mundo su estudio, una simple banalidad feminista dirigida a no otra cosa que seguir culpando al hombre de todo, acaso el feminismo no es mas perjudicial al inducir al estado derrochar mas recursos para equiparar artificialmente su genero con los hombres y todo para que? Para que malgasten el tiempo con estas fruslerias fascistas de genero, los hombres ocupamos mayor cantidad de energia porwue somos los que trabajamos, creamos e innovamos, mantenemos a la sociedad para que el sexo debil pueda jugar a ser “doctores” y sentirse fuertes en un mundo donde jamas podrian sobrevivir sin el esfuerzo masculino, pero a estas malcriadas lo que necesitan es mandarlas a vivira la selva para que contemplen si es divertido vivir sin el trabajo masculino, ese que tanto recelan.

Escribe un comentario