Los Estados Unidos quieren eliminar las malas grasas de los productos alimenticios de aquí a tres años

Hamburguesa

Dentro de tres años o más tarde, los Estados Unidos deberían haber eliminado de su alimentación los ácidos grasos trans artificiales, utilizados concretamente en la composición de helados, pizzas congeladas, margarinas y otro tipo de repostería industrial. La Food and Drug Administration anunció el pasado martes 16 de junio medidas para retirar estas grasas de los productos alimenticios.

Esta medida, adoptada al término de una discusión de cerca de 30 años con los lobbies de la industria agroalimentaria con relación a esta fuente mayor de grasa artificial, debería reducir las enfermedades coronarias y prevenir los miles de problemas cardíacos que se producen cada año.

La agencia americana de alimentación y de medicamentos precisa que los ácidos grasos trans no suelen ser juzgados como seguros para ser utilizados en la comida humana. Desde 2013, la agencia determinó que estas malas grasas, cuyo Instituto de Medicina americano desaconseja firmemente su consumo, no podían ser consideradas como seguras para la alimentación.

Desde 2006, las industrias alimenticias debían indicar en las etiquetas de sus productos la presencia de ácidos grasos trans. Gracias a estas medidas y a la reformulación de los productos, el consumo de estas grasas se ha reducido en un 78 por ciento entre 2003 y 2012. A pesar de esta importante reducción, el consumo de ácidos grasos trans continúa siendo una preocupación de salud pública.

Estos ácidos grasos trans tienen dos orígenes, uno es natural, cuando se forman en el estómago de los rumiantes al contacto con ciertas bacterias, el otro es industrial, por la hidrogenación de aceites vegetales, un procedimiento que permite solidificar las grasas, facilitando su uso y su conservación.

Te puede interesar

Escribe un comentario