Los corales provocan el olor de los océanos y regulan el clima

 Coral

Los océanos tienen un olor particular que se debe principalmente a los corales. Los arrecifes juegan un papel en el ciclo del azufre y en la transformación de las nubes. Producen DMSP, precursores de los aerosoles implicados en la condensación del vapor de agua atmosférico. Hasta ahora, este papel se le atribuía a las algas que viven en simbiosis con ellos.

El olor de los océanos está regulado por los corales. Este olor está directamente relacionado con el ciclo marino del azufre, y en particular en la descomposición del dimetilsulfoniopropionato (DMSP), compuesto orgánico sulfuroso cuyos arrecifes coralinos son los principales productores.

Hasta ahora, se pensaba que sólo los vegetales producían los DMSP. Junto con el fitoplancton eran vistos como los actores principales. Al parecer, hoy en día se piensa que los corales están implicados en la formación de estos compuestos.

Los arrecifes coralinos sólo cubren el 1% del suelo oceánico, pero son esenciales para el 25% de la fauna marina mundial. Proporcionan nutrientes, y sirven de refugio para muchas especies, y juegan según un nuevo estudio, un papel importante en el clima regional.

Los trabajos llevados a cabo por un equipo australiano identifican en efecto los corales como las primera especie animal marina productora de DMSP. Estos compuestos son los precursores del sulfato de dimetilo (DMS), unos aerosoles implicados en la formación de las nubes. Expulsadas a la atmósfera, estas partículas sirven de núcleo de condensación y favorecen la nebulosidad.

 Más información – La pesca a gran escala de tiburones amenaza los corales

Te puede interesar

Escribe un comentario