Los ciudadanos chinos protestan contra una planta de reciclaje nuclear

Protestas-China-reciclaje-nuclear-chino-francesa

En la ciudad de Lianyungang, al este de China, se pretende construir una planta que trate residuos nucleares y cuya gestión es conjunta entre China y Francia. Ante la construcción de una planta para tratar este tipo de residuos peligrosos para la salud humana, los ciudadanos de Lianyungang han estado más de dos días haciendo protesta para impedirlo. Ello muestra la preocupación de la ciudadanía ante este tipo de proyectos.

La planta de tratamiento de residuos nucleares se pretende construir para gestionar alrededor de 800 toneladas. Ante este tipo de proyecto, miles de personas se concentraron este fin de semana en el centro de esta ciudad portuaria para protestar contra la construcción de la planta.

A pesar de que la protesta no contaba con autorización oficial, la policía dejó que se celebrara. Hubo momentos de tensión la noche del domingo y dicha noche estuvo acompañada de gritos que demostraban la inseguridad de los ciudadanos por su salud.

El Gobierno local publicó una carta el domingo que el proyecto aún está en decisión. Aún se debe de hablar y no está aprobado. Un empleado del Ejecutivo declaró a la revista “Global Times” que la decisión final sobre la construcción de la planta la tiene el Gobierno Central.

La planta de reciclaje de residuos aún en procedimiento de aprobación, tiene pensado construirse en el año 2020 y es un proyecto dedicado a la gestión de unas 800 toneladas de residuos nucleares que se generan al año y cuya gestión será conjunta entre China y Francia. Gracias a un acuerdo firmado en 2012 por François Hollande, presidente francés, y China, la planta de gestión de residuos será construida por la Cooperación Nacional Nuclear de China (CNNC), con tecnología de la francesa Areva.

El Gobierno chino pone sus esperanzas y expectativas en este tipo de energías para reducir la contaminación que sufren sus ciudades.

Te puede interesar

Escribe un comentario