Los beneficios del biogás

Biogas

La fermentación sin oxígeno de residuos alimenticios o vegetales desprende un gas formado de metano y dióxido de carbono que llamamos biogás. Las proporciones respectivas de metano y de CO2 dependen de la naturaleza de las materias fermentadas, residuos de los animales, residuos domésticos. Por lo general, el biogás producido contiene entre 55 y 65% de metano.

Este proceso está controlado para evitar emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera, pero también para explotar el biogás producido, que es una fuente de energía.

Los residuos son sin lugar a dudas el sector preponderante en la producción de biogás que está destinado a alimentar las turbinas eléctricas o como carburante para vehículos.

El biogás producido por la metanización se puede valorar de formas diferentes:

  • Por la producción conjunta de calor y de electricidad llamada cogeneración,
  • por la producción de calor que será consumida a proximidad del lugar de producción,
  • por la inyección en las redes de gas natural tras una etapa de depuración,
  • por la transformación del biogás en carburante bajo forma de gas natural para vehículo.

¿Cómo producir biogás?

La materia secundaria utilizada para generar el biogás está formada de residuos orgánicos domésticos, de residuos verdes y vegetales, de barros de depuración comunales, de cultivos energéticos, pero igualmente de residuos de comida industrial.

Estas herramientas contribuyen a la degradación de las materias orgánicas muertas y a su transformación en elementos simples gaseosos y minerales. Los lugares en los que se desarrolla la fermentación se denominan fermentadores. Se trata de depósitos cubiertos por una tapa debajo de la cual se acumula el biogás que se sustrae a medida que es producido. Se trata de un proceso natural bajo la acción de las bacterias.

La materia resultante de este proceso se llama digestato. Normalmente, el digestato está considerado como un residuo. Y sin embargo, un proceso innovador que consiste en someter el digestato al procedimiento conocido como hidrólisis química, y luego a un procedimiento de granulación muy eficaz, permite sacar bioabono en forma de microgránulos.

Te puede interesar

Escribe un comentario