Los Ángeles usa la energía ahorrada de los LEDs del alumbrado público para vehículos eléctricos

Los Ángeles

Los Ángeles reemplazó más de 7.200 kilómetros de tecnología obsoleta que le llevó cuatro años y un coste de 57 millones de dólares a favor de un alumbrado público basado en LEDs. Este nuevo alumbrado añadió un toque de verde a las calles.

Gracias a esa inversión, ahora Los Ángeles ahorra 9 millones de dólares en costes energéticos y 60.000 toneladas de CO2 emitidas a la atmósfera. También deja a las plantas de energía con un sobre exceso de capacidad energética que beneficia a la ciudad para cargar más de 100 nuevas estaciones de carga para vehículos eléctricos.

De momento la ciudad ha instalado tres de todas esas estaciones. Los planes es añadir hasta 27 más de esas estaciones para finales de año para que en otro año se pueda hablar de que tienen 100 en total. Tal como dice Eric Mills, vicepresidente de marketing en Cree, que proveyeron parte de los LEDs en la instalación que terminó en 2013, es un interante uso del exceso de energía.

Los cargadores Nivel 2 suministran 240 voltios y normalmente permiten unos 32 kilómetros por cada hora que está conectado el vehículo eléctrico. La idea es activar los pagos por tarjeta en todas las estaciones y ser usuario de alguna de las compañías.

Como el proyecto LED cubrió la ciudad entera, no hay límite sobre donde pueden ser ubicados esos cargadores. Queda claro que los cien cargadores no podrán hacer mucho con los 6 millones de coches que tiene la ciudad, pero el proyecto está bajo el plan sostenible de la ciudad que cubre desde el uso desde el recorte en el uso del agua hasta rebajar el coste de las casas.

La idea del plan es ir hacia una prosperidad económica y equidad para la ciudad. El plan es tener hasta 1.000 estaciones de carga que suministrarán la energía a los cien BMW i3 eléctricos que se han añadido a la flota de coches del Departamento de Policía de Los Ángeles.

Te puede interesar

Escribe un comentario