Los alemanes podrán comprar y vender su excedente de energia renovable

Venta-compra energía

El almacenamiento energético será de especial importancia para poder vender el excedente que un usuario haya obtenido en esos días de sol en los que sus placas solares han recibido rayos de sol de más. Gracias a este almacenamiento un usuario podrá utilizarlo en días grises en el cielo o incluso venderlo para ahorrarse unos euros en la factura eléctrica.

Tal como ocurre en Alemania donde los ciudadanos que generen energía solar y eólica podrán vender el excedente a cualquier otro particula a un precio de 25 céntimos el kilovatio/hora. Esto se debe gracias a la empresa alemana Sonnenbatterie que ha lanzado una plataforma comercial para la energía renovable distribuida al ofrecer a los propietarios la capacidad de vender ese excedente a otros.

Este sistema está disponible para cualquier usuario de la red eléctrica alemana. De esta forma se podrá conseguir unos ingresos extras cuando generen más de la que puedan utilizar. Aunque el objetivo para esta empresa es crear una alternativa virtual a la red eléctrica.

Esta plataforma se suma a unos cuantos programas ya diseñados para comerciar con la energía distribuida. Vandebron es uno de los ejemplos holandeses donde los consumidores pagan una cuota mensual para poder contratar directamente de los proveedores de energías limpias una cantidad fija durante un periodo prefijado.

La plataforma Sonnebatterie tiene unas diferencias con este sistema Vandebron, y se encuentra en que se permite a sus miembros tanto comprar como vender electricidad. Por lo que permite al propietario hacer lo que quiera con su energía según si le interesa consumirla por esos días grises o venderla para ganarse un extra.

En definitiva, estamos ante un sistema que agiliza la adopción de las renovables y que proporciona a los propietarios una forma de ganar dinero de la electricidad que generan. No quiero ni pensar en lo que repercutiría en nuestro país, si aquellas zonas en el sur, donde tienen un índice solar más alto, pudieran vender su extra en el propio territorio u otros países de Europa.

Que vamos a decir de la estratégica posición en la que nos encontramos para vender excedentes, ¿Cuál es el problema para no hacerlo?

Te puede interesar

Escribe un comentario