Las tendencias del consumo sostenible

planeta

El nuevo consumo es un arma de doble filo, que va tomando cada vez más importancia con los años. Sin embargo, cada año, prueba de que el consumidor y el mercado son más creativos, se notan las nuevas tendencias del consumo. Este año está marcado por un consumo más ético, más preocupado por el entorno y la salud.

Este año, unos movimientos profundos remontan a la superficie y se convierten en aspectos más visibles, más populares: ante todo, es el consumo colaborativo el que triunfa. El consumo colaborativo se inscribe en la horizontalización de una economía que pone en contacto al consumidor con otro consumidor, a un ciudadano con otro.

En 2013 y 2014, no hubo una semana sin que naciera un nuevo servicio colaborativo. Este año son los valores de la economía circular los que triunfan con los valores clave de las 3 R (reciclar, reparar, reutilizar).

Detrás de estos nuevos servicios que nacen como respuesta a las nuevas aspiraciones de unos consumidores con unos valores “verdes” o éticos, se perfila un cambio económico más profundo.

La mutación ecológica y económica se lee así dentro de estas nuevas tendencias de consumo que están lejos de ser anecdóticas. Se trata de iniciativas hacia un nuevo mundo, y que muestran el verdadero rostro de la transición ecológica.

Te puede interesar


Escribe un comentario