Las sobrecogedoras imágenes de la recarga de un reactor nuclear

Reactor nuclear

Aquí siempre defendemos el uso de las energías renovables y limpias que abogan por estar a la par en lo que significa adaptarse a este planeta y al medio que nos rodea.

Nos distanciamos de aquellas que pueden ser muy perjudiciales del medio ambiente y que pueden provocar desastres como el ocurrido en Fukushima, Japón. Por eso mismo vamos a pasar por un momento sobre las sobrecogedoras fotos de la recarga de un reactor nuclear y que muestran lo intrincado de esta fuente de energía que tenemos explayada por la faz de la Tierra.

Un reactor de isótopos de alto flujo que se encuentra situado en el Oak Ridge National Laboratoy, en el estado de Tennessee en Estados Unidos, y que lleva en funcionamiento desde 1966, se encuentra como una instalación experimental. Este contiene un reactor muy potente de 85 megavatios que no genera energía pero que produce radioisótopos especiales y alto flujo de neutrones térmicos.

Reactor nuclear

Este reactor tiene una problemática y es el cambio del combustible que lleva a técnicos por un laborioso trabajo de 26 días y en las que las fotos que compartimos evidencian el sumo cuidado que han de tener.

Ese halo azul que se puede ver en las imágenes se produce debido a una radiación de tipo electromagnético conocida por la radiación de Cherenvok. Podríamos decir que es parecida a una onda de choque cuando supera la velocidad del sonido.

Reactor nuclear

Esa radiación de Cherenvok es de ese color azul resplandeciente debido a la longitud de onda a la que son sensibles nuestros ojos, pero aparte también genera luz ultravioleta en grandes cantidades que ocasionarían quemaduras en la piel.

Después del cambio del combustible, este se lleva a unos depósitos en una piscina cercana y se vuelve a cargar de nuevo para que siga funcionando.

Así que podemos ver el intrincado proceso de una fuente de energía que puede acarrear serios problemas cuando sale fuera del control y como estas imágenes nos indican parte de su peligrosidad.

Te puede interesar

Escribe un comentario