Las renovables tienen dificultad para poder encontrar financiación en España

paneles-solares

El sector de las renovables en España está muy afectado por la poca financiación y los grandes impuestos que tienen. Es un sector bastante dañado, aunque es muy rentable y eficiente a la larga si se apuesta por él. Algunos proyectos como cambiar calderas tradicionales por innovadoras calderas de biomasa, construir una pequeña central hidráulica y una planta solar en la ciudad, son los que han podido adquirir financiación.

La financiación de organizaciones, empresas y particulares que promueven iniciativas de conservación de la naturaleza, mantenimiento de los recursos naturales y mejora de las energías renovables no son las prioridades de las grandes entidades bancarias. Sin embargo, si se presentan proyectos que sean innovadores, respetuosos con el medioambiente y con un presupuesto realista, se puede conseguir financiación por parte de los bancos.

Durante el año 2015 casi 300 ideas relacionadas con las energías renovables obtuvieron financiación por un valor de 328 millones de euros para su desarrollo en España. Esta inversión en sostenibilidad y eficiencia energética busca “combatir los efectos del cambio climático, además de ayudar en lo posible a cumplir el compromiso europeo de lograr la reducción en un 40 % de las emisiones de gases de efecto invernadero, de aquí a 2030” dicen los trabajadores de Triodos Bank, quienes concedieron los créditos.

Entre los proyectos financiados nos encontramos desde pequeñas plantas solares que generan unos 20 kilovatios hasta algunas grandes que puede alcanzar los 5 megavatios. Normalmente la media de financiación que recibe cada proyecto alcanza el millón de euros, pero puede darse hasta créditos de 10 millones, dependiendo de la envergadura del proyecto.

La inversión para potenciar cada vez más la producción de energía solar en España se ha concentrado en Andalucía, Castilla-La Mancha y Murcia aunque también existen planes de desarrollo en Valencia, Cataluña, Castilla y León, Baleares y Canarias. El norte peninsular y la Comunidad de Madrid son las zonas con menor concentración de este tipo de proyectos.

 

 

Te puede interesar

Escribe un comentario