Las plantas termosolares permitieron la reducción de las emisiones de CO2 en el 2010

España cuenta con 17 centrales termosolares funcionando lo que es una capacidad instalada de 732,4 MW. Esta cifra quizás no significa demasiado pero si tenemos en cuenta que evito que 1.107.180 toneladas de CO2 lleguen a la atmosfera es importante estos números.

Otro dato es que se ahorro 16 millones de euro por costo de penalización por la emisión CO2.

Gracias a las plantas termosolares España pudo reducir 11,3 % de emisiones de gases invernaderos durante el 2010.

La energía producida por las centrales termosolares son protagonistas de la matriz energética de España, colaborando notablemente en aumentar la cantidad de energía limpia en la misma.

Estas plantas pueden de a poco ir desplazando a las de carbón ya que están demostrando la alta eficiencia y competitividad en el mercado de la energía.

España debe respetar su compromiso establecido por el protocolo de Kioto de no emitir mas de 72 millones de toneladas de CO2 y con el gran aporte de las plantas termosolar y el resto de las energías renovables se logro la emisión de 58,7 millones de toneladas de gases, por debajo de el objetivo.

El sector energético es el más contaminante por lo que es vital su transformación para cambiar esta realidad y que las energías renovables lideren el mercado y por ende hay mucho menos contaminación.

Es muy importante seguir invirtiendo en fuentes de energías renovables ya que están demostrando que pueden abastecer al mercado, ser competitivos y tener un bajo impacto ambiental.

La industria termosolar ha logrado avanzar y crecer mucho en España es un ejemplo ha imitar por parte de otros países.
Más energías renovables y menos contaminación ambiental deben ser la ecuación que predomine en las políticas estatales y el objetivo del sector privado para poder lograrlo.

FUENTE: renewableenergymagazine.com

Te puede interesar

Escribe un comentario