Las modestas ambiciones de Australia para el clima

Carbon

A pesar de que Australia sólo cuenta con 23 millones de habitantes, sus compromisos para el clima son muy esperados. Se trata de uno de los primeros contaminadores por habitante del mundo, por culpa concretamente de su dependencia del carbón, y su ministro liberal conservador, Tony Abbott, es conocido por su apoyo al sector minero, un peso pesado de la economía.

El jefe del Gobierno prometió el pasado 11 de agosto que Australia reduciría sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 26 por ciento de aquí a 2030, con relación al nivel de 2005. Se trata de unos compromisos que juzga ambiciosos, pero que están considerados como ampliamente insuficientes por los defensores del medio ambiente.

Unos 50 países, de los cuales 28 pertenecen a la Unión Europea, han contribuido en la ONU, preparando la Conferencia Mundial del clima que tendrá lugar en París en el mes de diciembre, COP 21. Durante una conferencia de prensa, Tony Abbott ha insistido que Australia lo hace mejor que Japón y al igual que su vecino neozelandés.

“No estamos en cabeza, pero tampoco estamos en la cola”, ha declarado el primer ministro. La promesa de Australia es sin embargo una medida que está por debajo de la de muchos países. Los Estados Unidos, segundo emisor de gas de efecto invernadero después de China, se ha comprometido a reducir sus emisiones del 26 al 28 por ciento de aquí a 2025, con relación al año 2005. La Unión Europea prevé limitar sus emisiones en un 40 por ciento en 2030 con relación a 1990.

“Debemos ser responsables desde un punto de vista medioambiental, pero también a nivel económico”, ha declarado Tony Abbott. El primer ministro suele dar que hablar por sus declaraciones y el medio ambiente ha sido normalmente el punto de mira de todas las críticas. Antes de ser elegido, había calificado el cambio climático como una tontería absoluta. Desde entonces su posición ha evolucionado, puesto que ahora piensa que es importante y así promete que Australia será un participante muy constructivo en la COP 21.

Te puede interesar

Escribe un comentario