Las fuentes de la contaminación atmosférica

Contaminacion

Las principales sustancias contaminantes de la atmósfera se pueden repartir esquemáticamente en dos grupos, los gases y las partículas sólidas. Se estima que los gases representan el 90% de las masas globales de contaminantes emitidos al aire y las partículas el 10% restante.

La contaminación del aire es el resultado de múltiples factores, producción de energía, agricultura intensiva, industrias extractivas, metalúrgicas y químicas, la circulación en carretera y aérea, incineración de residuos domésticos, y de residuos industriales, etcétera.

La contaminación atmosférica se centra sobre todo en el medio urbano y en las zonas de actividades, no solo por la concentración de industrias y de hogares domésticos, sino también por culpa de la circulación de vehículos de motor. La extensión de las grandes aglomeraciones tiene como consecuencia unas necesidades en transporte cada vez más importantes.

Mencionamos igualmente los fuegos de la vegetación tropical procedente del cultivo sobre terreno quemado, que desprende dióxido de carbono, monóxido de carbono, hidrocarburos, monóxido de azote y dióxido de azote. Esta contaminación sigue siendo hoy en día una de las más importantes. Incluso es visible desde un satélite. Sin embargo, concierne de forma poco directa a los países ricos.

La contaminación emana por lo tanto de fuentes variadas que emiten contaminantes llamados primarios. Después, al contacto los unos con los otros, por sinergia y reacciones químicas con otros compuestos de la atmósfera, estos precursores engendran contaminantes llamados secundarios, que son muy tóxicos.

Esto tan solo es un ejemplo que ilustra la complejidad del fenómeno y las consecuencias de una simple contaminación primaria. En estas condiciones, los especialistas tienen mayor dificultad para caracterizar los emisores de una contaminación, lo que ralentiza el incremento de las tomas de decisiones. De hecho, la prevención de los riesgos todavía no parece estar adquirida en nuestras sociedades que reaccionan más bien cuando un acontecimiento medioambiental trágico ocurre, como dan testimonio algunas catástrofes ecológicas recientes.

La extracción y la combustión de productos petrolíferos va acompañada de muchas contaminaciones como las mareas negras, el refinado que ensucia las aguas continentales, e incluso el vaciado salvaje y otros usos dispersivos de hidrocarburos. Además, su combustión libera a la atmósfera diversos contaminantes gaseosos.

Está bulimia energética propia de los países industrializados va acompañada de una contaminación creciente del aire, de las aguas continentales, del océano e incluso de los suelos por muchas sustancias contaminantes producidas por las combustiones.

Te puede interesar

Un comentario

  1.   AINEnergia dijo

    El dióxido de carbono y los gases contaminantes cada vez preocupan más a los países y a la sociedad. Por este motivo ha ido triunfado el desarrollo de aplicaciones que miden los niveles de contaminación en ciudades

Escribe un comentario