Las energías renovables y las inversiones a nivel mundial

energia-limpia

La electricidad producida a partir del carbón y del gas generó el año pasado la mitad de las inversiones que aquellas que fueron generadas por la energía solar, la energía eólica y otras energías renovables. Se trata de una nueva etapa significativa entre otras muchas alcanzadas por las energías renovables, dice un informe de las Naciones Unidas. Los países en desarrollo superan ahora a los países desarrollados en términos de inversión, mientras que Europa es el único continente donde se reducen.

El décimo informe anual sobre las tendencias mundiales de las inversiones en las energías renovables, del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, indica que las inversiones mundiales realizadas en energías renovables han subido a 266.000 millones de dólares en 2015. Han representado más del doble de las inversiones realizadas en las centrales de carbón y de gas que se estiman en 130.000 millones de dólares.

Las inversiones mundiales en energías renovables alcanzan un nuevo récord en 2015, superando de lejos a las inversiones realizadas por la generación de capacidad eléctrica a partir de combustibles fósiles, y esto en detrimento de la bajada del precio del petróleo, del carbón y del gas. Estas inversiones afectan de hecho a una amplia paleta de países en desarrollo.

El conjunto de las inversiones en energías renovables que comprenden, además de la financiación de las capacidades adicionales, las inversiones en las nuevas tecnologías y la investigación y desarrollo, subió a 286.000 millones de dólares en 2015, es decir un 6% más que el anterior récord establecido en 2011. Por primera vez, en 2015, las inversiones en energías renovables realizadas en los países en desarrollo superaron a la de los países desarrollados.

El acceso a una energía limpia y moderna tiene un valor inestimable para todas las sociedades, pero particularmente en las regiones del mundo donde una energía estable puede ofrecer una mejora profunda de la calidad de vida, del desarrollo económico y del respeto medioambiental. El aumento de las inversiones en energías renovables no solamente es bueno para los hombres del planeta, sino que se trata de un elemento clave en la realización de objetivos internacionales en materia de cambio climático y de desarrollo sostenible.

Te puede interesar

Escribe un comentario