Las emisiones de dióxido de carbono por energía eléctrica en España han crecido más del 42% en enero de 2.012

España podría alejarse del cumplimiento de sus compromisos de reducción de emisiones para el año 2.020 si continúa generando electricidad con fuentes contaminantes. Y es que esta advertencia se desprende del Observatorio de WWF realizado en enero.

Los datos obtenidos reflejan un aumento de las emisiones de CO2 del sector electrónico en más del 42% en relación a las que se registraron en ese mismo periodo de tiempo, en enero pero del año 2.011 debido a la quema de carbón nacional.

La Comisión Europa ya ha instado a los estados miembros que deben conseguir la reducción de emisiones de CO2 hasta un 30% para 2.020, un objetivo que para WWF será alcanzable mediante la inversión en tecnologías limpias y sostenibles, como lo son las energías renovables, y en una praxis que se sustente en la eficiencia y el ahorro energético.

Una eficiencia y ahorro energético que en el caso de España no parece que esté en el buen camino por ahora, y es que en palabras de Raquel García, técnico de energía del Programa de Cambio Climático de WWF España, “si España persiste en apostar por las fuentes de energías sucias, seguirá aumentando su deuda exterior y su dependencia energética porque tendrá que comprar petróleo y gas de otros países a precios cada vez más caros”.

Los datos de enero de 2.012 en España son claros, se ha disminuido la producción y la demanda eléctrica respecto al mismo mes de 2.011, según el Observatorio de WWF. ¿La razón?, la crisis económica ha reducido sobremanera toda la actividad industrial.

Foto: neoteo.com

Te puede interesar

Escribe un comentario