Las eléctricas españolas temen por sus beneficios y su financiación

El pasado viernes pudimos asistir en España al mayor ajuste de la historia de la democracia española y que afecta en gran medida al sector eléctrico del país con el que se tratará de reducir el déficit del sector eléctrico que ha sido fijado de forma aproximada en 24.000 millones.

Los ajustes han conseguido enfadar a casi todas las empresas del sector ya sean las eléctricas tradicionales, como las nuevas empresas relacionadas con las energías renovables y que han visto ahogado, un poco más si cabo, su presente y futuro más cercano.

En este nuevo ajuste del gobierno de Mariano Rajoy nos podemos encontrar varias medidas, la mayoría de las cuales han sido rechazas de plano por todas las empresas del sector y que han hecho comenzar a plantearse el presente y el futuro más cercano de estas empresas ya que comienzan a temer por sus beneficios inmediatos y financiación a muy corto plazo.

Las medidas que nos podemos encontrar en este nuevo ajuste son:

  • Subida de la facturación del régimen ordinario con un 4%
  • Imposición de tasas a las nucleares fijadas en 10 euros por cada Mwh
  • Imposición de tasas a las hidroeléctricas con 15 euros por cada MWh
  • imposición de nuevos impuestos a las energías renovables que oscilan entre el 3% a las centrales minihidráulicas y el 19% a las instalaciones fotovoltaicas, pasando por el 13% a las plantas termosolares

Estamos sin duda en un callejón sin salida donde la crisis parece que está golpeando de forma muy directa y devastadora a todas las empresas eléctricas ya pertenezcan al sector clásico o al sector de las energías renovables.

¿Podrán resistir estos ataques las empresas eléctricas y el gobierno de España conseguir tapar el agujero de deuda existente en el sector?, sólo el tiempo será capaz de darnos una respuesta a esta pregunta.

Más información – España oscurece mucho el futuro de las energías renovables

Fuente – economia.elpais.com

Te puede interesar

Escribe un comentario