Las baterías de los vehículos eléctricos bajan su precio más rápido de lo esperado

Tesla

Desde que Tesla introdujera esas baterías para el hogar en dos versiones, la verdad es que ha dejado una impresión de que un nuevo cambio está al llegar en lo que sería la independencia energética.

Y si la sorpresa podría pasar por esa batería PowerWall para el hogar, la que sería para todo tipo de establecimientos comerciales o empresas es toda una oferta nada desdeñable como podréis comprobar a continuación.

En 2014, una batería estacionaria de ion-litio en California rondaba los 23.429 dólares según The Wall Street Journal. En mayo de este año, Elon Musk, CEO de Tesla dijo que esas baterías estarían a un precio de 3.500 dólares con un plus de 500 dólares para la instalación.

Ya hemos contado como Tesla tiene su gigafactoria para producir 500.000 vehículos eléctricos y como se sabe por datos publicados en Nature Climate Change que el coste de las baterías para coches eléctricos están descendiendo para todo el mundo.

Por lo que si sigue esta tendencia, podría llegar el momento en que este tipo de vehículos, al igual que las baterías, compitieran efectivamente contra los que están en las calles desde hace décadas.

La realidad es que el coste de producir baterías para este tipo de coches ha caído dramáticamente desde 2007 a 2014, y a un punto que supera las estimaciones previas, por lo que son todo buenas noticias la que nos deparan en este sector para los próximos años.

También para que esto ocurra, el precio de estas baterías tendría que bajar bajo los 150 dólares por kWh para que así fueran competitivas. De momento se encuentran en unos 450 dólares a precio de 2014, mientras que en 2007 sobrepasaban los 1000 dólares.

De momento esos 150 dólares todavía quedan lejos, pero estamos en camino de que en algún momento suceda por lo que daría un gran cambio en los costes de este tipo de vehículos eléctricos.

Te puede interesar

Escribe un comentario