Las Antillas invadidas por una marea de algas marrones

Algas

Una marea de algas marrones derivan en banco de 500 kilómetros de largo, y a veces se acumulan en capas gruesas y se acercan a la costa donde forman esteras de 50-100 metros de ancho. Una vez atrapadas en lagunas, bahías y puertos, impiden la navegación, comienzan a descomponerse y a desprender un olor a huevos podridos característico de sulfuro de hidrógeno (H2S).

El fenómeno comenzó en 2011. En primer lugar, fueron estacionales, nos referimos a estas dos variedades de algas llamadas sargazo -Sargassum fluitans y Sargassum natans- que ya están tomando posesión del arco del Caribe. La Martinica había sido hasta ahora la más gravemente afectada. En los últimos días, la Guadalupe también se ha visto invadida por una nueva ola de algas marrones.

El pasado lunes 4 de mayo, el prefecto regional decidió celebrar una reunión de crisis con funcionarios electos locales, en Basse-Terre. Un fondo de al menos un millón de euros debería ser desbloqueado para ayudar a los pueblos encargados de la recogida de éstos cientos y miles de toneladas de algas flotantes que se juntan al año en la orilla de cada isla caribeña.

Te puede interesar

Escribe un comentario