Las aguas residuales y los excrementos valen oro

Aguas residuales

Los excrementos humanos y las aguas residuales son una mina potencial de metales preciosos o raros como el paladio y el vanadio, utilizados en electrónica, según afirman científicos americanos.

“Hay metales preciosos en todas partes, como en los champús y los acondicionadores, los otros productos de cuidados, jabones e incluso nanopartículas en las fibras de los calcetines para neutralizar los malos olores”, ha explicado Kathleen Smith, una científica del Instituto Americano de Geofísica, durante la conferencia anual del American Chemical Society. La recuperación de estos metales se haría por percolación de las aguas, el problema está después en el tratamiento de los líquidos residuales.

Según otro estudio publicado recientemente por la Universidad de Arizona en la revista Environmental Science & Technology Paper, las aguas residuales procedentes de un millón de americanos podrían contener hasta 13 millones de dólares en metales preciosos y raros. Independientemente de su origen, estos metales están presentes en las aguas residuales y acaban en las fábricas de tratamiento. Diferentes cantidades se encuentran en los fangos de depuración, residuos de este proceso.

Según Kathleen Smith, más de siete millones de toneladas de estos residuos se producen cada año en los Estados Unidos, de los cuales aproximadamente la mitad se utiliza como abono en los campos de cultivo y en los bosques, mientras que el resto es incinerado o enviado a las descargas. El objetivo de las investigaciones de estos científicos es desprenderse de ciertos de estos metales contaminantes que limitan el reciclaje de estos residuos en abono y extraer los metales y elementos preciosos. El éxito de un tal procedimiento reduciría la explotación minera y las cantidades de estos metales se encuentran en el medioambiente.

Te puede interesar

Escribe un comentario