Las abejas desaparecen de forma masiva

 Abejas

Las abejas, pilares de la polinización y por lo tanto de la presencia de flores, frutas y verduras, desaparecen de forma masiva en muchas regiones del mundo, dejando perplejos a los científicos a quienes no les faltan argumentos sacados de la presión insostenible de las actividades humanas sobre el medioambiente.

En Francia, en 1994, los apicultores lanzaron la primera señal de alerta: durante el verano, muchas abejas dejaron de volver a sus colmenas, dejando tras ellas a la reina y algunas abejas más jóvenes… Las abejas fueron encontradas muertas sobre la tierra, en pequeños grupos o volaban desorientadas delante de la colmena, con comportamientos alimenticios anormales.

Este fenómeno se propagó después a otros países de Europa y concretamente a los Estados Unidos donde en el otoño de 2006, las abejas comenzaron a desaparecer de manera inquietante con más de la mitad de los Estados afectados y con pérdidas de población comprendidas entre el 30% y el 90%.

Por desgracias, lejos de permanecer localizado, el problema de la mortalidad no deja de intensificarse en muchos países: Gran Bretaña, Bélgica, Italia, Alemania, Suiza, España, Grecia, Polonia, Países Bajos… desde comienzos del año 2000. También en estos países, algunas colonias de abejas pierden hasta el 90% de su población.

Más información – Consejos para fabricar un insecticida natural

Te puede interesar

Escribe un comentario