Lanzamiento de los reactores nucleares en Japón

Fukushima

A pesar de las dudas persistentes sobre la seguridad y las reticencias de la población, Japón prosigue su lenta vuelta a lo nuclear. La Compañía de Electricidad de Kansai ha puesto en marcha recientemente el reactor número 3 de la central de Takahama, en el departamento de Fukui, y lo mismo debería hacer en febrero con el reactor 4 de la misma central.

Después de Sendai en el departamento de Kagoshima en agosto de 2015, Takahama es la primera central en retomar una actividad desde la paralización progresiva del parque nuclear japonés que siguió a la catástrofe de Fukushima de marzo de 2011. En Takahama, la novedad es que se trata del reactor que utiliza un combustible formado de uranio y de plutonio, producido para Japón en Francia y en Gran Bretaña.

Kepco ha hecho lo imposible por obtener los derechos de volver a lanzar su instalación y trabaja igualmente en el nuevo arranque de la central de Ohi, también en el departamento de Fukui. Entre las 9 compañías de electricidad de Japón, se trata de la que depende mucho más de la energía nuclear. La parada del parque ha pesado mucho sobre sus finanzas. La empresa que alimenta grupos como Panasonic o Sharp, situados en la región de Osaka, ha visto cómo el consumo reculaba de un 10% por razón de las medidas de ahorro de energía, y que acumuló pérdidas cercanas a 1,1 mil millones de euros a finales del ejercicio de 2015.

Incluso si la situación se ha mejorado tras la bajada de los precios del petróleo, la empresa ha aumentado los precios en un 8,36% entre junio y octubre de 2015 para los particulares. Estas tarifas son de las más altas de Japón.

El lanzamiento de los dos reactores que entraron en servicio en 1985 debería aumentar en 1,1 mil millones de euros sus beneficios, y la empresa pretende reducir los precios en un 5% a partir del mes de abril.

El nuevo arranque de Takahama fue permitido por la autoridad de regulación de lo nuclear que estimó que la fábrica respetaba las nuevas normas de seguridad. Kepco obtuvo igualmente el aval del gobernador de Fukui y del alcalde de Takahama. El ministro de Economía, de Comercio de Industria intervino para obtener el acuerdo de las autoridades locales. No cabe duda de que el gobierno, con el apoyo de potentes lobbies industriales de Japón, está haciendo todo lo posible para volver a lanzar lo nuclear, que generaba el 28% de la electricidad japonesa antes de Fukushima.

Te puede interesar

Escribe un comentario