La verdad sobre las emisiones de carbono en los países ricos

La mayoría de los países ricos que ratificaron el protocolo de Kioto se preocupan por demostrar que están elaborando acciones y planes para reducir las emisiones y así cumplir los objetivos fijados.

Pero ambientalistas e incluso los integrantes del IPPC o grupo de expertos sobre cambio climático de Naciones Unidas están detectando problemas en la cuantificación de las emisiones de carbono.

Lo que genera que al medirse las emisiones de carbono como lo establece el protocolo hace que los países ricos parezca que redujeron más sus emisiones de lo que en realidad ocurrió.

Actualmente  se le asignan las emisiones liberadas al país generador durante la producción de bienes y no a los que los consumen. Por lo que los datos pueden resultar confusos y no del todo verdaderos.

Los países desarrollados no son responsables de las emisiones de exportación hacia países subdesarrollados o los producidos en alta mar.

Un ejemplo para entender mejor esta situación seria que las emisiones de Reino Unido se redujeron en 28 millones de toneladas según la forma de medir las emisiones de CO2 actual. Pero si le agregamos las importaciones y exportaciones la huella de carbono de este país aumento más de 100 millones de toneladas.

Si realizamos el mismo análisis con Europa ocurre lo mismo, este continente supuestamente redujo un 6% sus emisiones de CO2 pero cuando se agrega el comercio internacional se reduce a 1%.

La forma de contabilizar las emisiones de carbono favorece a los países ricos ya que no agrega las importaciones y no resta las exportaciones. Si utilizamos esta formula mas completa casi todos los países aumentaron las emisiones, no las redujeron.

Para que las cifras fueran reales la cuantificación mundial de carbono debería basarse en el consumo y no solo en la producción de bienes y servicios, ya que aquí también se producen emisiones.

La conclusión es que los países ricos, son los mayores generadores y consumidores de bienes y servicios del planeta por lo que son los que mas deben esforzarse en reducir las emisiones de CO2.

FUENTE: The Guardian

Te puede interesar

Escribe un comentario