La ventana del futuro será ecológica

 Ventana

La ventana del futuro que equipará las casas verdes y que están en preparación en los laboratorios R&F de los gigantes del sector como St-Gobain ya no tienen nada que ver que las ventanas clásicas de los siglos pasados. Las ventanas del futuro son una serie de concentrados que las hacen más ecológicas y más económicas.

La capa de dióxido de titanio que protege las ventanas de la suciedad orgánica tiene una gran ventaja: disolviendo los micro residuos orgánicos que se depositan sobre su superficie, la capa de dióxido de titanio permite que la ventana permanezca limpia disolviendo la suciedad por la acción de los ultravioletas.

Aquí reside el interés, puesto que ya no es necesario gastar en productos de limpieza o químicos para limpiarlas, ni energía para subir por fuera para acceder a los cristales… La lluvia tampoco deja manchas: se extiende y luego se evapora.

Las ventanas modernas están confeccionadas a base de capas. Entre las capas hay un espacio “vacío” relleno de un gas aislante, el argón que pesa más que el aire. Las capas de cristal están reforzadas por capas invisibles de metal que refuerzan la impermeabilidad (y por lo tanto el aislamiento) de las ventanas: es decir, un mejor aislamiento sonoro y térmico. Además de ser un modo eficaz de cuidar el medioambiente.

Más información – Los aislantes térmicos de la casa

Te puede interesar

Escribe un comentario