La tortuga marina pierde el Norte por culpa de la contaminación lumínica

 Tortuga

Las tortugas suelen poner sus huevos por la noche, puesto que es una forma mejor de protegerse de los depredadores. Sin embargo, las costas se van industrializando cada vez más, y la contaminación lumínica modifica el proceso de nidificación.

La tortuga caguama ha desaparecido de entre las especies reproductoras de Francia, y esto desde comienzos de siglo. En el Mediterráneo, la supervivencia de la especie depende de la protección de los sitios de nidificación de la zona oriental. Las costas israelíes se cuentan entre las zonas más importantes.

Una vez que ha salido del huevo, la tortuga marina utiliza diferentes medios para orientarse en busca del océano. Por ejemplo, la recién nacida es muy sensible a las señales luminosas, pero cerca de las costas, es probable que también utilice el sentido de las olas.

Debajo del agua, en la oscuridad de las profundidades, la tortuga se prepara con ayuda del campo magnético terrestre. Gracias a su sorprendente sentido de la orientación, las tortugas verdes y las caguamas ponen sus huevos en el mismo lugar en el que nacieron, y con una precisión del orden de un kilómetro.

En detrimento de una urbanización densa, las costas israelíes son un sitio de puesta de huevos especial para estas especies. Las tortugas verdes y caguamas ponen los huevos por la noche, pero la contaminación lumínica de estas zonas está provocando su desorientación.

Más información – El calentamiento desorienta a las ballenas

Te puede interesar

Escribe un comentario