La Rioja inicia recogida de residuos orgánicos

El tema del manejo y manipulación de residuos es más complicado de lo que parece y debe ser tratado gradualmente.

Hasta ahora la separación ha supuesto su clasificación en tres colores verde, amarillo y azul, pues bien, en siete localidades de la Rioja se integrará un cuarto color: el marrón, un contenedor adicional para depositar los residuos orgánicos.

En este recipiente se podrá dejar las sobras de comida y de pequeña poda (cáscaras de frutas, verduras, huesos de carne y pollo, huesos de pescado, pan seco, etc). Podríamos decir que se puede poner casi todo de lo que no se puede poner en los otros, porque debemos recordar que otros residuos como los electrónicos o tóxicos deben ser llevados a los puntos limpios.

Es un proyecto piloto que la Dirección General de Calidad Ambiental del Gobierno de La Rioja adelantará éste verano mediante la distribución progresiva de 103 contenedores en Galilea (5) y Corera (4), Calahorra, Pradejón (22), Rincón de Soto (25),  Murillo de Río Leza (12) y Alcanadre (7). La recogida se hará durante 18 meses.

Estas localidades tienen 7.760 viviendas que suponen 17.000 habitantes y los residuos recogidos en estos contenedores marrones serán enviados al Ecoparque de La Rioja.

Se proyecta la utilización de los residuos orgánicos recogidos para producir biogás y compost orgánico, un fertilizante natural que puede ser aprovechado en la producción agrícola, con lo cual éstos residuos se devolverán a la naturaleza en forma de abono.

Portavoces de la Dirección Ambiental de la Rioja han destacado la importancia de esta iniciativa ya que cada habitante de la Rioja produce, en promedio, 410 kg de basura al año, de los cuales más del 30 por ciento está compuesto por residuos orgánicos, aproximadamente 45.000 toneladas.

Fuente EfeVerde

Te puede interesar

Escribe un comentario