La repercusión de la energía nuclear, a partir de Fukushima (I)

Los desgraciados acontecimientos ocurridos en Japón, con la realidad de escape radioactivo en Fukushima, ha puesto de nuevo en tela de juicio la calidad energética de las centrales nucleares.

Es evidente, que hoy por hoy, se tiene gran dependencia de ella, así como del petróleo, que también está generando problemas con las hostilidades políticas internas en los países productores del norte de África.

Las alternativas de producción de energía sostenible, tales como la eólica o la solar tienen un porcentaje bastante bajo en la franja del total que necesita un país. Sin embargo, los particulares, desde su propia casa o finca pueden generarla y venderla a las empresas de distribución.

Las condiciones de los países del ámbito mediterráneo deben afrontar el reto de ser auténticos en cuestiones energéticas con políticas previstas ya desde la construcción de edificios con tejados fotovoltaicos.

Cada edificio podría generar electricidad suficiente para abastecerse de electricidad de uso común, y vender una parte de sus acumuladores a empresas de nivel estatal. El resultado sería una electricidad más barata, incluso retribuida y limpia.

El caso de los molinos eólicos han reportado a pueblos enteros un nivel de vida muy alto a sus habitantes, con la construcción de parques eólicos en sus términos municipales.

Sigue en parte II

Fuente: pce

Te puede interesar

Escribe un comentario