La periferia de Beirut se ve engullida por montañas de residuos

Beirut

Una montaña de bolsas de residuos de todo tipo se almacenan a los bordes de los barrios de Beirut, y es alimentada cada día por camiones que por decenas descargan su contenido mayoritariamente procedente de la capital. La crisis libanesa de los residuos no se limita únicamente a esta única imagen, por muy impresionante que sea. En realidad es la expresión de una crisis social que genera el enfado popular y que no deja de incrementarse.

De la crisis política a la crisis social

Para comprender la situación sanitaria deplorable de la capital libanesa, hay que remontarse al año 2009, con ocasión de la última elección parlamentaria. Estos mismos parlamentarios siguen estando, en su inmensa mayoría, en sus escaños, y se han mostrado incapaces de elegir a un presidente desde mayo de 2014 por culpa de esas disensiones. Todas las críticas se concentran así en estas élites juzgadas de corrompidas.

La crisis de los residuos comenzó tras la decisión de las autoridades para proceder al cierre el 17 de julio de 2015 de la principal descarga de la capital. A esto le siguió un amplio movimiento de contestación que es la imagen del enfado general en todo el Líbano. Ante la amplitud y la rapidez de la crisis, y a pesar de las promesas del Gobierno de retirar los residuos, una primera manifestación estalló el 8 de agosto pasado.

Frente a la falta de acción de los poderes públicos, las asambleas se multiplican, concretamente las que tuvieron lugar el 23 y el 29 de agosto, a las que acudieron más de 10.000 personas. Por desgracia, estas manifestaciones, cuyo marco superaba el contexto de la crisis de los residuos, fueron duramente reprimidas y hubo muchos heridos e incluso un muerto.

El secretario general del Centro Libanés para los Derechos del Hombre, denuncia los abusos y la falta de acción del Gobierno a quien acusa de rechazar voluntariamente la resolución de esta crisis, por no acudir a compañías internacionales.

Te puede interesar

Escribe un comentario