La navegación en el Ártico será regulado por un código polar

 Ártico

El 26 de agosto de 2013, el Yong-Sheng cruzó el paso del noroeste, el mayor buque comercial de China en ir por ese camino del Océano Glacial Ártico, para acortar su viaje hacia Europa. Sin embargo, el Yong-Sheng no es el primer barco que toma ese camino que se libera en el verano con el deshielo. En 2013, 296 buques obtuvieron un derecho de paso por la administración rusa.

El alarmante deshielo debido al calentamiento global plantea nuevos retos en términos de seguridad, rescate y medioambiente. La introducción de nuevas normas para la navegación en aguas polares está en el corazón de la conferencia Artic Frontiers, que tiene lugar en Tromso, en el Ártico noruego.

Al mismo tiempo, en Londres, el futuro del Código polar la Organización Marítima Internacional destinada a prevenir la contaminación en el Ártico, ultima sus negociaciones.

“Este código es necesario porque hoy no hay reglas específicas para la navegación en el Océano Ártico“, dijo Sturla Henriksen, presidente de la Organización de Armadores de Noruega. “Es preocupante que la banquisa se funda más rápido que el avance de las negociaciones.

Más información – La contaminación por mercurio en el Ártico

Te puede interesar

Escribe un comentario