La mitad de los lugares del Patrimonio Mundial amenazados por actividades industriales

Lago de África

Los grandes lagos africanos, los bosques primarios, los arrecifes de coral, el santuario nepalés de los últimos tigres salvajes, todos ellos son tesoros naturales del planeta que están en peligro. La UNESCO ha inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial 229 nuevos sitios preciosos diseminados en unos 50 países. 32 de ellos por su riqueza natural y cultural y 197 únicamente por la belleza de su paisaje y la calidad de sus ecosistemas. Cada uno de estos lugares presenta un valor universal excepcional, lo que no es suficiente para garantizar su protección.

En un informe publicado el pasado 6 de abril, la organización WWF alerta sobre ciertos peligros. Según esta ONG, la mitad de estos emblemas de la biodiversidad se ven sometidos hoy en día a amenazas que emanan esencialmente de la industria, actividades petrolíferas, extracción minera, explotación forestal ilegal, construcción de grandes infraestructuras, sobrepesca o consumo excesivo de los recursos de agua.

Esta ONG considera que los sitios que se ven más expuestos a las actividades industriales corresponden en buena parte a los que la UNESCO ha incluido en su lista de Patrimonio Mundial en peligro, pero no únicamente. Para el Parque Nacional de Doñana, amenazado por la reapertura de una mina, por ejemplo, o para el gran complejo forestal de Tailandia, cortado por una infraestructura de carretera que fragmenta el hábitat de la fauna, ya es demasiado tarde para volver a un punto cero.

Visión a corto término

La protección de las áreas naturales y de los ecosistemas no es en realidad un obstáculo para el desarrollo. Al contrario, va en el sentido de un desarrollo sostenible y robusto que a largo plazo beneficia tanto a la naturaleza como al hombre, y contribuye a la vez a la estabilidad social, al crecimiento económico y al bienestar de cada uno.

Uno de cada cinco lugares acoge en su perímetro una concesión de hidrocarburos, a pesar del compromiso tomado a partir de 2003 por ciertas grandes compañías mineras y petrolíferas de abstenerse de producir sus actividades. Una quinta parte de los lugares clasificados, situados en medio marino, sufren por culpa de la sobrepesca. En la región del Caribe, concretamente, el declive de peces herbívoros conduce a una caída previsible de los arrecifes coralinos, progresivamente recubiertos de algas.

Te puede interesar

Escribe un comentario