La misión de Alaska para proveer de energía barata y limpia a poblaciones remotas

Alaska

Hay poblaciones de 600 habitantes como Nenana en Alaska, que dependen de un río como es el Tanana para sobrevivir. Aparte de la pesca del salmón, también le sirve a la comunidad para transportarse a través de una barcaza, o lo que podría ser una fuente de recursos energéticos como la nueva propuesta ideada.

Incluso este pueblo conocido como Nenana, cuando el río se encuentra congelado también les permite usarlo para la caza a través de un trineo. Por lo que podemos saber ahora, hay un proyecto que podría utilizar el río como una línea eléctrica. Oceana Energy está probando una turbina hidrokinética que toma la energía de la corriente del río.

Desde lo que sería una barcaza mantenida firme en el agua con un ancla de tres toneladas, bajarían un dispositivo con forma de rosquilla con aspas cortas para que así empezara a funcionar en el momento que se pusiera en contacto con la corriente del agua.

Con 1 millón de dólares como inversión para probar esta turbina de Oceana Energy, podría ser utilizada en ríos en África o incluso en el Ártico Canadiense.

Esta solución podría enmarcar un antes y después para ciertas zonas remotas donde suelen tener mayores problemas para poder conseguir la energía suficiente para pasar mejor el crudo invierno. También ha de ser barata, ya que sino no se entendería su utilización.

La hidroeléctrica sería una mejor opción para los habitantes de una zona como esta, donde las noches son largas cuando pasa el invierno ante ellos.

De momento el diésel es el proveedor de energía para estas zonas remotas que gracias a los 200 microgrids existentes, no pasan graves problemas, pero sí que parece necesaria una renovación en los planes energéticos por lo que esta apuesta de Oceana Energy parece una de las más ilusionantes en bastante tiempo.

Por lo que volver a algo ancestral como tomar la energía desde los ríos puede ser la respuesta para estas villas remotas.

Te puede interesar

Escribe un comentario