La lucha contra el calentamiento climático, la regresión

 Petróleo

En 2007, Ecuador anunció su intención de preservar el Parque Yasuni, en la cuenca del Amazonas, renunciando así a explotar las reservas de petróleo, frente al compromiso internacional de entregarle 27.000 mil millones de euros, es decir la mitad del potencial petrolífero.

Para preservar el entorno y el planeta se dibujaba una nueva estrategia: un país renunciaba a explotar ciertos recursos y obtenía así una compensación financiera por parte de la comunidad internacional.

Esta iniciativa se ha visto oscurecida por la decisión del pasado 15 de agosto del presidente Rafael Correa, quien anunció haber firmado el decreto de liquidación de estos fondos, y por consiguiente el final del proyecto Yasuni. Paralelamente, y a pesar de la oposición de las poblaciones afectadas, pidió a su Congreso que autorizara la explotación del petróleo del Parque. Según él, los fondos de compensación sólo alcanzaron los 10.000 millones de euros.

La crisis mundial ha conseguido poner patas arriba los compromisos tanto de unos como de otros. Por esta misma razón Nueva Zelanda anunció igualmente el pasado viernes 16 de agosto que su objetivo de reducir de un 10% a un 20% sus emisiones de efecto invernadero de cara al año 2020 con relación a su nivel de 1990, tan sólo sería ahora del 5%. Una vez más la diatriba se ha planteado entre las ambiciones medioambientales y las realidades económicas.

Más información – Ecuador quiere explotar el petróleo del parque Yasuni

Te puede interesar

Un comentario

  1.   Carlos dijo

    directos al abismo……inferno, de Dan Brown,……cuanta razón tiene

Escribe un comentario