La justicia se opone a la puesta en marcha de los reactores nucleares de Japón

Reactor nuclear

La justicia japonesa se ha opuesto a la puesta en marcha de los reactores 3 y 4 de la central nuclear de Takahama, dirigida por la sociedad Kansai Electric Power, dando la razón a los habitantes de la región, inquietos por la seguridad de las instalaciones, tal y como lo comunicaron el pasado 14 de abril a los demandantes.

Los reactores de Takahama, situados en la prefectura de Fukui, en la costa del mar del Japón, satisfacen a las nuevas reglamentaciones sobre seguridad, fijadas por la autoridad del control nuclear y deberían estar puestas en servicio a lo largo del año. La sociedad Kansai Electric Power ha anunciado su intención de recurrir el fallo.

La decisión del tribunal del distrito de Fukui sale en el momento en el que el gobierno busca relanzar el parque de las centrales atómicas detenidas, cuatro años después de la catástrofe de Fukushima.

Actualmente, los 48 reactores del archipiélago, sin contar los seis condenados de la central de Fukushima Daiichi, están paralizados sine die por medida de precaución esperando que sea controlada la conformidad de su seguridad con relación a las normas endurecidas después de Fukushima. Cinco deberían ser desmanteladas y la suerte de las otras 43 sigue sin conocerse.

Te puede interesar

Escribe un comentario