La industria del juguete y la deforestación

Greenpeace ha denunciado a las empresas de juguetes más importantes del mundo por utilizar en sus envoltorios de papel y cartón provenientes de la destrucción de bosques en Indonesia.

Se calcula que 1.000.000 de hectáreas al año son talados en este país la mayoría para la fabricación de papel y cartón que es comprado por la industria del juguete a un precio muy competitivo seguramente.

Las empresas denunciadas son Mattel que es el fabricante de todos los productos Barbi, Hasbro que fabrica Transformers, Disney y Lego.

Estas grandes corporaciones no son responsables directamente ya que son sus proveedores los que les venden productos que se obtuvieron destruyendo el medio ambiente. Pero ellos deberían comprarle a estas empresas si quieren ser considerados como empresas amigables con el planeta.

De todas estas compañías la única que se comprometió públicamente a cambiar sus acciones fue Lego. Esta empresa anuncio un plan para reducir su impacto ambiental y no colaborar en deforestar las selvas y bosques de Indonesia.

Como política se disminuirá la cantidad de embalaje, usara material reciclado y lo que provenga de fibras nuevas será con certificado FSC que no se daño ningún área natural protegida. Además Lego confirmo que no seguirá teniendo como proveedores a las empresas que deforestan.

Lego fue la única compañía que actuó bien ya que reconoció sus errores y comenzó a corregirlos.

El resto de las compañías de juguetes solo trataron de desvincularse del tema o derivar responsabilidades pero no asumieron compromisos para mejorar su conducta ambiental.

Es importante que como consumidores tengamos en cuenta las actitudes de las empresas en temas sociales y ambientales antes de comprar. Debemos exigirles que no contaminen o dañen el medio ambiente en forma directa o indirecta para elaborar sus productos o embalajes.

La selva y bosques que se están deforestando en Indonesia y otras zonas de Asia son el hogar de cientos de especies la mayoría de ellos en peligro de extinción.

FUENTE: Greenpeace

Te puede interesar

Escribe un comentario