La industria de la energía pide un cambio en la política europea

 Fábrica

La edición número 15 anual del Observatorio europeo de los mercados de la energía, cuyo informe fue publicado el pasado jueves 10 de octubre, no podía caer mejor: este documento fue entregado la víspera de una conferencia de prensa que los patrones de diez grandes grupos de energía del Viejo Continente ofrecerán hoy viernes en Bruselas, para reclamar a la Comisión Europea una modificación radical de su política energética.

Los responsables de GDF Suez, los alemanes E. ON y RWE, los italianos ENI y Enel, los españoles Iberdrola y Gas Natural, los neerlandeses GasTerra y el checo CEZ se inquietan concretamente por la pérdida de rentabilidad de una parte de las centrales eléctricas de gas. El cierre de una parte de ellas corre el riesgo, según ellos, de desembocar en cortes de corriente, incluso un black out, si el invierno 2013-2014 es demasiado frío.

Varios factores explican la crisis que atraviesan estas grandes industrias: por una parte la ralentización de la actividad económica desde la crisis financiera de 2008, que ha conllevado una bajada histórica del consumo de electricidad, y sobretodo de gas; por otro lado la competencia de las centrales eólicas y de los paneles solares, concretamente en Alemania, que son las primeras fuentes de energía solicitadas por la red eléctrica con sopla el viento y el sol brilla; la llegada del carbón americano, destronado del otro lado del Atlántico por el gas esquisto y vendido en Europa a precios inferiores del 30% a como lo eran a comienzos de 2012.

Estos fenómenos se han conjugado hasta provocar un triple fracaso en la Europa de la energía. A pesar de la liberalización progresiva del mercado entre el 2000 y el 2007, la energía pagada por los consumidores nunca ha estado tan cara.

Más información – Alemania deja de importar electricidad

Te puede interesar

Escribe un comentario