La hora de la Europa de la energía

Torre eléctrica

A la hora en la que el Consejo Europeo del 22 de mayo evoca los aspectos de política energética europea, y que el Presidente de Francia ha vuelto a solicitar la implantación de una Comunidad Europea de Energía, conviene señalar los principales desafíos que se deben plantear en esta perspectiva.

A un año de las elecciones europeas, la transición energética requiere un verdadero cambio de sociedad en nuestros modos de producción, del transporte y del consumo de energía. Su éxito implica asociarlo a la sociedad civil de Europa.

Desde 2007, los avances significativos han sido realizados al precio de la fragmentación del cuadro comunitario y de la falta de legibilidad de ciertas iniciativas europeas.

La reconciliación de tres grandes objetivos de competitividad, desarrollo sostenible y seguridad de almacenamiento y la ausencia de consenso sobre ciertos objetivos fundamentales chocan normalmente con acercamientos nacionales divergentes, e incluso contradictorios.

Estas determinaciones políticas nacionales ignoran la interdependencia real que existe con los países vecinos, no consultados, y que desestabilizan el sistema energético europeo, provocando inversiones superfluas y costosas para los ciudadanos europeos.

Más información – Formarse en el sector de las energías renovables

Te puede interesar

Escribe un comentario