La hidroelectricidad es una energía limpia

 Hidroelectricidad

La hidroelectricidad es una de las mejores filiales de producción. En efecto, el análisis de su ciclo de vida completo muestra que la hidroelectricidad emite muy pocos gases de efecto invernadero.

De esta forma, una central hidroeléctrica con depósito situado en zona nórdica emite 10 gramos de dióxido de carbono por kilovatio hora producido. Se trata de la misma cantidad que su equivalente eólico y cuatro veces menos que su equivalente solar con paneles solares fotovoltaicos. Una central hidroeléctrica produce 100 veces menos de gas de efecto invernadero que una central de carbón.

El sector de la electricidad sólo representaría el 0,6 % de las emisiones de gas con de efecto invernadero. Se trata de una producción excelente, atribuible al uso de la hidroelectricidad.

Los transportes con responsables del 44% de las emisiones de gases de efecto invernadero. La electricidad podrá, a largo plazo, reemplazar una parte importante del petróleo utilizado en carreteras. La electrificación del transporte terrestre tendrá un impacto importante sobre el balance medioambiental a nivel mundial.

Su débil contribución a la emisión de gases de efecto invernadero producido por la hidroelectricidad es un excelente medio para combatir el cambio climático, favoreciendo el desarrollo duradero.

Más información – Una estación eólica transforma el aire en agua

Te puede interesar

Escribe un comentario