La gran polémica de los biocombustibles y el dióxido de carbono

biocombustibles

Hoy en día se utilizan los biocombustibles para determinadas actividades económicas. Los más utilizados son el etanol y el biodiésel. Se tiene por entendido que el gas de dióxido de carbono emitido por el biocombustible está totalmente equilibrado por la absorción de CO2 que se produce con la fotosíntesis de las plantas.

Pero parece ser que eso no es totalmente así. Según un trabajo del Instituto de Energía de la Universidad de Michigan dirigido por John DeCicco, la cantidad de calor que retiene el CO2 emitido por la quema de los biocombustibles no está en equilibrio con la cantidad de CO2 que absorben las plantas durante el proceso de la fotosíntesis conforme van creciendo en las cosechas.

El estudio se ha realizado basándose en los datos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos. Se analizaron periodos en los que la producción de biocombustible se intensificó y la absorción de las emisiones de dióxido de carbono de las cosechas solamente compensaba el 37% de las emisiones totales de CO2 emitidos por la quema de los biocombustibles.

Las conclusiones de los estudios realizados en Michigan alegan claramente que el uso de biocombustible sigue aumentando la cantidad de CO2 emitidos a la atmósfera y no disminuido como se pensaba anteriormente. Aunque la fuente de la emisión de CO2 provenga de un biocombustible como el etanol o biodiésel, las emisiones netas a la atmósfera son más que las absorbidas por las plantas de la cosechas, por lo tanto siguen haciendo aumentar el efecto del calentamiento global.

John DeCicco dijo:

“Este es el primer estudio que examina con cuidado el carbono emitido en tierras donde se cultivan los biocombustibles, en lugar de hacer suposiciones acerca de ello. Cuando nos fijamos en lo que está sucediendo realmente en la tierra, se encuentra que no hay suficiente carbono que se elimina de la atmósfera para equilibrar lo que sale del tubo de escape.”

 

 

 

Te puede interesar

Escribe un comentario