La Gran Barrera de Coral cada vez más amenazada

Gran barrera coral

La Gran Barrera de Coral australiana, el mayor arrecife coralino del mundo, se ve más amenazado que lo que se piensa por culpa de la acidificación de los océanos, provocado por el aumento de la tasa de gas carbónico. La reducción de la cantidad de aragonita, un mineral utilizado por los corales para formar su esqueleto, va probablemente a acelerarse con la absorción por parte de los océanos del gas carbónico procedente de la combustión de energías fósiles.

El equilibrio químico de los océanos se ve perturbado con una bajada de su pH y de su concentración en aragonita, una forma cristalina de carbonato de calcio. Sin en esta especie mineral, los corales, no pudiendo formar su esqueleto, se desintegran con el tiempo.

Un equipo de científicos australianos y sauditas ha creado un nuevo modelo para medir la tasa de aragonita en más de 3000 arrecifes de la Gran Barrera de Coral australiana, porque en efecto, la medición in situ de cada arrecife es una tarea imposible, no olvidemos que la gran barrera mide 2300 km.

La reducción de la aragonita será probablemente más importante en la Gran Barrera de lo previsto. Incluso si las emisiones de CO se ven reducidas de manera importante, tal y como los países se han comprometido a ello, quizás sea demasiado tarde para impedir una reducción de la superficie cubierta por los corales y las pérdidas al nivel de la biodiversidad de este ecosistema. No obstante, los investigadores han constatado diferencias notables en función de las zonas, con un riesgo creciente en los arrecifes situados en el interior y en la parte sur de la Gran Barrera de Coral de Australia.

Cerca de un tercio de los arrecifes coralinos del mundo ya están perdidos, y los que permanecen podrían desaparecer de aquí a mitad de siglo. Estos ecosistemas únicos representan menos del 0,1% de la superficie de los océanos, pero albergan aproximadamente un cuarto de las especies marinas, incluidos peces esenciales para el hombre.

Te puede interesar

Escribe un comentario