La geotermia

La geotermia es el aprovechamiento de la temperatura de la tierra, debida a que esta tiene una temperatura más constante que el aire o exterior. En invierno la temperatura suele ser mas calida que el ambiente, y en verano justo lo contrario. Gracias a una bomba de calor geotérmica podemos climatizar un edificio entero.

Esta bomba consiste en, unos intercambiadores enterrados en el suelo, de alta resistencia y durabilidad, ya que suelen estar hechos de polietileno, un material muy fuerte.

En el interior de estas tuberías, circula líquido anticongelante o agua, que llega al suelo en verano y a la bomba en invierno. En esa circulación se produce el intercambio térmico, de manera que ayuda a climatizar grandes superficies.

Existen diversos tipos de instalaciones geotérmicas, como la denominada en espiral, (Slinky), la cual hace en menos espacio el intercambio, y el tipo de tubería horizontal, el cual se expande por más superficie, pero es mas económico.

En comparación con otros sistemas de climatización,  la geotermia dispone de numerosas ventajas, tales como: ahorro energético, de hasta un 75% respecto a radiadores eléctricos, menos coste de instalación y mantenimiento, cómodo y fiable, disminución de emisiones de CO2, menos ruido, menos riesgo de legionela, se puede ubicar en cualquier suelo, y dispone de la máxima utilidad y duración.

Las instalaciones de geotermia, están ampliamente extendidas, ya que numerosos países de Europa, china o Estados Unidos, disponen de una potencia media en total de 1.3GW, 2.1GW y 1.8GW, respectivamente.

Numerosos edificios públicos y grandes privados disponen ya de instalación geotérmica.

Te puede interesar

Escribe un comentario