La fuga de metano en California estabilizada pero no paralizada

Fuga metano

Inmensas cantidades de metano continúan escapándose desde hace varios meses a la atmósfera, en California, por razón de la fuga de un pozo de extracción de gas natural. Las consecuencias a largo plazo son de momento desconocidas, pero todo indica que la catástrofe industrial podría dejar restos indelebles sobre el medio ambiente.

Hace más de 100 días que esta fuga, situada a 2400 metros bajo tierra, fue descubierta. El estado de California decretó el estado de urgencia el 6 de enero, con el fin de movilizar al conjunto de las agencias gubernamentales del Estado para venir en ayuda de las poblaciones de los alrededores.

La agencia encargada de vigilar la calidad del aire en California, estima que la fuga está estabilizada desde comienzos de enero. Esta fuga deja que se escapen unas 20 toneladas de metano a la hora, tras haber culminado en 58 toneladas por hora.

Las medidas efectuadas por avión muestran que la tasa de emisiones se ha reducido aproximadamente en un 65% entre el 28 de noviembre y el 26 de enero.

Ninguna cifra definitiva podrá ser evidentemente comunicada antes de que la fuga esté completamente cerrada. Pero según las cifras publicadas online por la ONG americana Environmental Defense Fund, 91000 toneladas de metano han sido expulsadas a la atmósfera desde finales de octubre.

La sociedad de gas SoCalGas anunció a finales de enero que los esfuerzos para cavar un pozo de socorro iban avanzando. Y que la fuga debería quedar cerrada a finales de febrero. Responsables políticos del estado de California ponen en duda los planes ambiciosos de la compañía. En cualquier caso, tendremos que esperar todavía un tiempo antes de que quede definitivamente sellada la fuga de metano que trae de cabeza a los habitantes de California, y que tanto está dañando el medioambiente. En cualquier caso, lo que vuelve a estar en cuestión son las energías fósiles frente a las energías renovables.

Te puede interesar

Escribe un comentario